¿Por qué estudiamos Historia?

La Historia es el estudio de todo lo realizado por los seres humanos a lo largo del tiempo. Quizás la concepción más acertada es “la ciencia de los hombres en el tiempo” del historiador francés Marc Bloch.

 

     La palabra “Historia” deriva del griego antiguo y significa “inquirir, preguntar, investigar”. El primero en utilizarla fue Heródoto de Halicarnaso, quien vivió en Grecia hace unos 2500 años. Herótodo quería conocer las razones que llevaron a la guerra entre griegos y bárbaros y, para eso realizó un viaje por el mar Mediterráneo y Grecia durante el cual interrogó a los lugareños que habían sido testigos de los acontecimientos.

 

    Heródoto pretendía explicar las causas de la guerra a partir de la observación personal y los testimonios de testigos. Sus conclusiones fueron volcadas en un trabajo titulado “Los nueve libros de la Historia”. Por haber sido el primero en utilizar este método de investigación para conocer el pasado, Heródoto es considerado el “padre de la Historia”.

 

   La Historia es una ciencia social, ya que su objeto de estudio son las sociedades humanas, y sus cambios y permanencias a través del tiempo. Pero las sociedades no se rigen por leyes, ni se puede predecir sus comportamientos a través de resultados de la experimentación. Por el contrario, las acciones de los seres humanos se rigen por intereses, motivaciones, preferencias, que requieren otras herramientas de análisis.

 

    Del mismo modo que ocurre con cualquier otra ciencia, las respuestas que los investigadores van estableciendo son provisorias y parciales, y pueden contradecirse con las explicaciones de otros investigadores. Es decir, en la Historia no existen verdades absolutas, sino diversas miradas que construyen el conocimiento histórico.

 

    La Historia es necesaria y puede ser apasionante, ya que nos enseña a conocer la sociedad en la que vivimos y brinda explicaciones que sirven para entender por qué hacemos lo que hacemos, de dónde provienen ciertas costumbres, o por qué nos vemos obligados a actuar de cierta manera o practicar algunos rituales. A través del estudio del pasado podemos entender cómo el mundo llegó a ser lo que es hoy y tener formada una opinión propia sobre ello.

 

    Además el estudio de la Historia es muy útil para nuestro futuro. Por ejemplo, al analizar distintos aspectos del pasado, es posible encontrar continuidades en la actualidad: los sistemas económicos, las formas de hacer política, la historia de las mentalidades, el desarrollo cultural o las relaciones sociales. Se estudia Historia para entender el pasado, explicar el presente y proyectar el futuro.

 

 

 

 

 

Bibliografía consultada: “Historia 1. Desde los primeros hombres hasta el mundo feudal”. Bs. As., Puerto de Palos, 2012. Págs. 10-14

Comparte en Facebook
Me gusta
Please reload

Posts Destacados

Cine en el aula: El Camino hacia El Dorado

September 5, 2019

1/2
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Posts Relacionados
Please reload

Historia Más Fácil

  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest

© Copyright 2017-2019. Todos los derechos reservados.